Nadia Koval.

Sergei Prokofiev





Viendo la implacable atracci?n de su hijo hacia la m?sica, los padres decidieron comprarle un nuevo piano de cola. Un d?a lleg? aS?ntsovka un nuevo Shreder, que cost? unos setecientos rublos. Desde la estaci?n lo transportaron apie, todo el camino de veinticinco kil?metros. Este piano le gustaba aSergei mucho m?s que el anterior; su sonido era m?s redondo y suave, aunque ligeramente amortiguado. Los Prokofiev est?n completamente enloquecidos ?dec?an los vecinos? ?qu? necesidad hab?a de adquirir un segundo piano? Pero el nuevo instrumento le daba mucha alegr?a aMar?a Grig?rievna. Y el piano viejo se vendi? aun m?dico local por doscientos rublos. Un tiempo despu?s, el afinador de pianos pas? por su casa, un fen?meno raro en las estepas ucranianas. Prokofiev recordaba que el hombre ten?a una barba tan larga que cuando estaba trabajando, esta se ve?a por debajo de sus brazos.

El primer viaje aMosc?

Lleg? el 1900, y con ?l comenz? un nuevo Milenio. Para aquel entonces el peque?o compositor hab?a compuesto dos valses, dos marchas y una pieza para cuatro manos. Esta vez las t?as no hab?an mandado los manuscritos para su encuadernaci?n, por eso la escritura original qued? intacta. De esta manera, se sabe que el primer manuscrito correspond?a acuando Prokofiev ten?a siete a?os. El manuscrito hab?a sido trabajado sobre un papel muy finito color amarillento y escrito bastante desprolijamente con l?piz y pluma, con algunas manchas de tinta. Alos once a?os, Sergei ya ten?a la idea de hacer un cat?logo de sus obras, donde pensaba exponer los primeros compases de cada una y el a?o de su composici?n.

Ese a?o la familia de Prokofiev viaj? por primera vez ala capital. Para Sergei este viaje fue el comienzo de una nueva vida. Cuando se encontraban en Mosc?, lo llevaron al Teatro de Solovnikov22
Luego de la Revoluci?n de 1917era la filial del Teatro Bolshoi.


[]
para ver la ?pera Fausto de Gounod. Llegaron mucho antes del comienzo y el ni?o estaba un poco aburrido y esc?ptico, no entendiendo para qu? lo hab?an tra?do all?. Estando sentados en la logia, la mam? hac?a algunos comentarios referidos ala obra:

Viv?a una vez Fausto, un cient?fico. Era anciano, cansado de la vida y le gustaba leer muchos libros. Un d?a vino hacia ?l el Diablo Mefist?feles y le dijo: V?ndeme tu alma y te har? joven de nuevo. Entonces, Fausto vendi? su alma y el Diablo lo hizo joven.

La perspectiva de que sobre el escenario iba aaparecer algo interesante puso aSergei de buen humor. La orquesta comenz? la obertura y el tel?n se levant? lentamente. Todo el escenario estaba repleto de estanter?as y libros. Fausto con un libro gordo en sus manos le?a y cantaba, le?a y cantaba de nuevo.

?Y cu?ndo aparecer? el Diablo? ?pensaba Seriozha. ?Que lento es todo! ?Oh, por fin! Pero, ?por qu? est? vestido de traje rojo, lleva una espada y se ve tan lujoso? El chico imaginaba que el Diablo estar?a vestido de negro, semidesnudo y, tal vez, con pezu?as. Mientras la ?pera iba desarroll?ndose, de repente reconoci? el vals y la marcha que la mam? tocaba en casa. Mar?a Grig?rievna hab?a elegido aprop?sito esta ?pera para que el hijo escuchase las melod?as conocidas. Lo que m?s impresion? aSergei fue la escena del duelo de espadas y la muerte de Valent?n. La otra ?pera que vieron en Mosc? fue El Pr?ncipe Igor de Aleksandr Borod?n, la cual le gust? menos, aunque Igor le daba mucha l?stima, cuando en el ?ltimo acto vuelve aIaroslavna.

Sergei hab?a regresado aS?ntsovka con una gran cantidad de impresiones. Un d?a se acerc? asu madre y le dijo:

?Mam?, quiero escribir mi ?pera!

?C?mo puedes escribir una ?pera? ?pregunt? la madre? ?para qu? hablar de cosas que no sabes hacer?

Ya ver?s, contest? el hijo.

Desde este momento, los pensamientos sobre la composici?n de una gran obra ya no abandonaron su cabeza. ?C?mo naci? el tema de su ?pera infantil? Por lo visto, de las piezas teatrales que muchas veces improvisaba junto con sus amigos. Se llamaba Velik?n (El Gigante) y comenzaba, como corresponde aeste g?nero musical, con una obertura. No obstante, el peque?o compositor desde el principio se tropez? con dificultades r?tmicas y m?tricas. Las partes vocales no fueron escritas por separado, sino que se encontraban en conjunto con el acompa?amiento del piano, como se hab?a visto en las numerosas reducciones de ?peras que se hallaban en su casa. ?Desde qu? parte del comp?s comienza la m?sica?, se preguntaba Seriozha. Sin poder resolver la inquietud, escribi? la primera frase musical con un silencio de corchea. Sufr?a porque la habilidad de escribir notas no alcanzaba asuperar la velocidad de su pensamiento:


Al final del primer n?mero, es decir, en el noveno comp?s de la obertura, sent? cierta necesidad de alguna modulaci?n aotra tonalidad, pero todav?a no ten?a ninguna noci?n de que c?mo se hac?a esto. Fue una sensaci?n curiosa; uno quiere expresar algo, pero no sabe c?mo.


En el mes de junio de 1900, Seriozha anunci? ala madre que su ?pera Velik?n, de tres actos y seis escenas, ya estaba terminada. La historia se trataba de c?mo un terrible gigante quer?a atrapar ala peque?a ni?a Ustinya y c?mo los dos h?roes?Serg?iev y Yegorov? la rescataron valientemente con un grupo de soldados. El primer acto tiene lugar en la casa de Ustinya; el segundo, en el bosque; el tercero, en el Palacio del BuenRey. Mar?a Grig?rievna qued? asombrada y le pregunt? asu hijo c?mo lo pudo haber hecho en tan poco tiempo. Luego vio el manuscrito. Se acerc? al piano y prob? tocarlo. Enseguida hizo algunas correcciones. Por ejemplo, corrigi? los compases de tres cuartos que aparec?an como tres cuartos y medio olos episodios escritos en diferentes p?ginas, entre los cuales no hab?a correlatividad. Para gran decepci?n del hijo, ella hab?a eliminado dos forte del aria del Velikan (?l hab?a puesto cuatro forte en el manuscrito original). Al chico le pareci? que as? el aria perder?a su importancia y fuerza. Despu?s de una ardiente discusi?n con l?grimas, llegaron al acuerdo de dejar los tres forte.

La presentaci?n de la obra tuvo un gran ?xito delante de los miembros de la familia. Un d?a la t?a Tatiana se llev? la partitura de la ?pera aSan Petersburgo, donde la encuadernaron en un material rojo con letras doradas. En la primera p?gina se anunciaba: Velik?n, ?pera en 3actos. Composici?n: Seriozhenka Prokofiev.33
Esta ?pera, aparentemente, est? perdida, aunque Israel Nestiev en su libro sobre Prokofiev muestra algunos fragmentos cortos de la composici?n.


[]
La segunda presentaci?n del Velik?n fue realizada en la casa del t?o de Prokofiev. Al finalizar, el t?o le dijo aSergei: Cuando tus ?peras sean interpretadas en la ?pera Imperial, no te olvides que la primera vez se hizo en mi casa.


Sergei Prokofiev ala edad de10a?os con la partitura de su ?peraVelik?n


El ?xito de su ?pera (a?n s?lo entre sus familiares), inspir? aSergei aempezar acomponer otra, llamada La Isla Desierta. La trama de ?sta era bastante infantil: un barco se hunde en una tormenta y los h?roes son tirados por las olas auna isla desierta. La historia no se encontraba bien formulada, pero al ni?o le atra?a mucho el hecho de poder describir la tormenta y la lluvia atrav?s de la m?sica. El peque?o compositor trabaj? sobre ella durante un a?o y medio, pero no pudo hacer m?s que la obertura y el primer acto de tres escenas. Sin embargo, hay que mencionar que cada escena era tan larga como la ?pera Velik?n entera.

Encuentro con Sergei Tan?yev

Cuando llegaba el invierno, la familia de Prokofiev pod?a dejar sus obligaciones de la casa y el campo y viajar ala ciudad. El invierno de 1901lo pasaron en la casa de Tatiana Grig?rievna, la hermana de Mar?a Grig?rievna. Sergei recordaba que en la casa de su t?a le gustaba mucho la comida. All? encontraba los platos m?s sofisticados y muy diferentes alos que estaba acostumbrado acomer en su casa de la provincia. De nuevo asist?an al Teatro de ?pera. Despu?s de San Petersburgo se fueron aMosc?, donde tuvo lugar un acontecimiento que fue muy importante para el futuro compositor. Los conocidos de su madre, los Pomer?ntsev, le presentaron aSergei aun famoso compositor ruso, Sergei Tan?yev, el disc?pulo de Piotr Ilich Tchaikovski. Tan?yev fue sorprendido por el talento musical del ni?o provinciano. Anot? m?s tarde en su diario: El ni?o toc? sus propias composiciones. Tiene un o?do absoluto. Reconoce los intervalos y los acordes.

La familia de Prokofiev estaba planeando mudarse aMosc?, pero por asuntos laborales de Sergei Aleks?ievich no pod?an realizar el traslado todos juntos. Por eso Mar?a Grig?rievna y Sergei volvieron aMosc? y el 4de febrero de 1901se encontraron otra vez con Tan?yev, quien durante este encuentro llev? al ni?o alos ensayos de su Cuarta y Segunda sinfon?as. Adem?s, le ense?? c?mo se escrib?an las partituras.

Tan?yev era un hombre bastante exigente y r?gido. Siendo un excelente contrapuntista, pod?a ense?ar aProkofiev muchas cosas importantes que le servir?an en sus primeros pasos en la labor de compositor. Pero era una persona demasiado ocupada, ya que se lo consideraba como uno de los compositores rusos m?s significativos y dedicaba todo su tiempo ala composici?n. No pod?a brindarle tiempo suficiente aSergei, que necesitaba un buen maestro de m?sica.


Sergei Tan?yev (18561915)


Despu?s de pensar un tiempo sobre el asunto, la elecci?n de Tan?yev en la b?squeda de un buen profesor para Prokofiev cay? sobre uno de sus ex estudiantes de composici?n en el Conservatorio de Mosc? Reinhold Gliere. Gliere acept? la propuesta y, aprincipios del verano de 1902, viaj? aS?ntsovka.

El joven profesor parec?a tener un don especial para educar. Sus clases estaban eficazmente combinadas con las instrucciones acerca de la armon?a y la composici?n. Tambi?n sobre la forma de la obra y su orquestaci?n. Despu?s de las clases, Gliere no se avergonzaba de pasar alg?n tiempo jugando con Seriozha al croquet oal duelo con pistolas de madera. Comport?ndose de esta manera, conquist? completamente el coraz?n de su disc?pulo. Gliere hab?a dedicado varias lecciones aexplicar c?mo se lograba la escritura de las canciones y cu?l era su forma tradicional, para que Sergei las pudiese aplicar en sus composiciones para piano. El ni?o compon?a peque?as canciones desde los seis a?os, haciendo casi una docena por a?o. Analizando las obras para orquesta, el profesor explicaba por qu? tal melod?a deb?a ser tocada por la flauta y no por el oboe, por qu? las fanfarrias pod?an ser reemplazadas por las trompetas y tocar en el registro m?s bajo lo del corno franc?s. Este tipo de observaciones permit?an al futuro compositor reconocer sin problemas los timbres de todos los instrumentos.


Reinhold Gliere (18751956)


El profesor y el alumno tocaban acuatro manos las obras de Haydn, Mozart, Tchaikovski, Beethoven. Gliere inculcaba en Sergei el h?bito de improvisar en el piano. El contacto directo con un compositor profesional ten?a un efecto especial sobre Prokofiev. El acercamiento al conocimiento de la estructura de la orquesta hizo que despertaran en ?l las ganas de componer su primera sinfon?a. Ten?a cuatro movimientos, estaba escrita en G mayor y fue dedicada asu primer maestro. Pronto, en noviembre del 1902, su reducci?n para piano y la mitad de su orquestaci?n fueron presentadas aTan?yev. El famoso compositor, despu?s de tocar la sinfon?a acuatro manos junto con el peque?o autor, se?al? con una sonrisa aProkofiev que la armon?a de su obra era demasiado habitual y que el uso de la t?nica, subdominante y dominante era demasiado com?n. Sergei se sinti? muy ofendido. Probablemente, desde este mismo momento naci? en ?l la idea de escribir su m?sica de un modo no com?n. Ocho a?os m?s tarde, en una ocasi?n, cuando Prokofiev interpret? delante de Tan?yev sus 4Estudios para Piano, Op. 2, el compositor dijo que el contrapunto deb?a ser m?s cuidadoso, porque hab?a muchas notas incorrectas. En ese instante, Prokofiev le hizo recordar que unos a?os atr?s no le hab?a gustado el uso de la armon?a correcta. El m?sico se agarr? la cabeza con las manos y exclam? con horror: ?Entonces fui yo quien te llev? por este resbaloso camino!.

En el pr?ximo verano, en 1903, Sergei, con ayuda de Gliere, comenz? aescribir otra obra de gran escala. Esta vez la ?pera estuvo basada en el texto Fiesta durante la plaga de las Peque?as tragedias de Aleksandr P?shkin. La idea del compositor fue componerla con todos los atributos necesarios: la obertura y las partes vocales e instrumentales. M?s tarde escribi? en su Autobiograf?a que la obertura hab?a resultado demasiado amplia como para una ?pera de un solo acto. La tarea que hab?a elegido era bastante ambiciosa para un compositor tan peque?o. Adem?s, ya exist?a una ?pera con el mismo nombre, compuesta por Cesar Cui y presentada por primera vez en Mosc? en 1901. C?sar Cui en aquel entonces era un reconocido y suficientemente experimentado compositor. Una vez, teniendo la partitura de la composici?n de Cui en sus manos, Sergei la observaba con ojos cr?ticos y celosos. No quer?a reconocer que era mucho m?s madura que la suya. No es del todo buena?le dec?a asu mam? te la podr?a tocar en el piano y te dar?as cuenta de que la m?a es mejor. Claro que s??le contestaba amablemente Mar?a Grig?rievna? pero no tienes que tocarla mal aprop?sito.

De la ?pera Fiesta durante la plaga de Prokofiev se conservaron solamente algunos compases, perdi?ndose alo largo del tiempo los otros.

Los a?os del Conservatorio

Aprincipios de 1904apareci? de nuevo la cuesti?n de d?nde y c?mo Sergei deb?a continuar sus estudios generales. Al principio pensaron en mandarlo aGymnasium. El padre ofrec?a que se fuese aMosc?, donde ?l ten?a familiares. Pero la madre insist?a en San Petersburgo, donde viv?a su hermana. De todos modos, la cuesti?n principal se bas? en c?mo seguir con la educaci?n musical del ni?o. Finalmente, la familia decidi? que Sergei ten?a que empezar su preparaci?n para el ingreso al Conservatorio de San Petersburgo, donde tambi?n se ense?aban materias generales.

Cuando Mar?a Grig?rievna y Sergei llegaron aSan Petersburgo, la ciudad lo sorprendi? con su excepcional arquitectura, sus canales, los puentes sobre el r?o Nev? y las grandes avenidas repletas de gente. Por todos lados reinaba el aire de la grandeza imperial. La madre y el hijo alquilaron un departamento en la calle Sad?vaia, que rodeaba todo el centro de la ciudad y cerca de la cual se encontraban los mejores jardines p?blicos y los m?s importantes teatros y museos. Despu?s de la tranquilidad de S?ntsovka, perdida entre las estepas, San Petersburgo se presentaba como un m?gico centro de cultura. Fue enorme la influencia de esta ciudad sobre la habilidad creativa del futuro compositor. Mar?a Grig?rievna trataba de hacer todo lo posible para crear las condiciones adecuadas para su hijo, para que se concentrara completamente en el aprendizaje de la teor?a de la composici?n. En febrero lo llev? al Conservatorio para presentarle al director Aleksandr Glazunov, el ex-alumno de Nikolai Rimski-K?rsakov y uno de los miembros del famoso Grupo de los Cinco. No obstante, despu?s del encuentro, Mar?a Grig?rievna se qued? con la impresi?n de que Glazunov no hab?a demostrado demasiado entusiasmo hacia su hijo y no hab?a sido tan amable como Tan?yev. Aunque el famoso compositor apreci? las obras que le mostr? el ni?o y le dijo que le esperaba un gran futuro. En el Conservatorio tu talento se desarrollar? por completo, concluy?. Y luego le regal? al aspirante la partitura de Valse-fantasie de Glinka con una dedicatoria: Para mi querido colega Seriozha Prokofiev, de A. Glazunov.

El verano de 1904Sergei lo pas? en S?ntsovka, componiendo varias obras musicales para presentarlas en el examen de ingreso al Conservatorio. Entre ellas se encontraba la ?pera Undine. El texto para el libreto fue preparado por la poetisa-amateur Mar?a Kilshtett, que era bastante reconocida y ten?a algunos de sus versos impresos en los diarios. El argumento de la ?pera se bas? en la obra del renombrado poeta ruso Vasili Zhukovski, que pose?a este mismo nombre.

Acomienzos de septiembre de 1904, Sergei Prokofiev ten?a que rendir los ex?menes de ingreso al Conservatorio de San Petersburgo. Entre los aspirantes se encontraba tambi?n Boris As?fiev y otros futuros compositores conocidos. Prokofiev era el m?s joven de todos; en aquel entonces ten?a s?lo 13a?os. Vera Alpers, una de las futuras amigas de Prokofiev, recordaba as? su aparici?n entre las paredes de la instituci?n musical m?s destacada del mundo: Un chico rubio bien notable de ojos vivos, con saludable color de piel en la cara, labios carnosos y rojizos, vestido prol?ficamente y bien peinado.

Entre los que esperaban aser llamados al auditorio donde se encontraba la comisi?n, hab?a un hombre con barba. Estaba antes de Sergei y el chico pudo observar que esta persona hab?a tra?do para mostrar alos examinadores un solo Romance sin acompa?amiento. Nuestro peque?o h?roe hab?a tra?do dos grandes folios que conten?an cuatro ?peras, dos sonatas, una sinfon?a y varias piezas para piano. El examen inclu?a la demostraci?n de que el aspirante tuviese o?do musical absoluto, supiese cantar los ejemplos musicales en las distintas tonalidades y la presentaci?n de las composiciones propias. La comisi?n, encabezada por Rimski-K?rsakov, fue sorprendida agradablemente por lo que hab?a tra?do Prokofiev. Cuando ?l toc? algunos fragmentos de Undine, Rimski-K?rsakov se sent? cerca del piano, al lado de Sergei, y comenz? ahacer determinadas correcciones en la partitura con un l?piz. Luego del examen, que dur? un largo tiempo, al chico lo inscribieron al prestigioso curso de composici?n, bajo la direcci?n de los profesores Nikolai Rimski-K?rsakov y Anatoli Li?dov. As? comenzaron los diez a?os de estad?a de Sergei Prokofiev en el Conservatorio de San Petersburgo.


El Conservatorio de San Petersburgo donde Prokofiev estudi? desde 1904hasta1914


La vida en el Conservatorio era totalmente diferente que la de S?ntsovka. Entre los alumnos que estaban estudiando composici?n Sergei era el m?s joven; algunos de los alumnos eran quince a?os mayores que ?l. Adem?s, desde el primer a?o de estudios comenz? acrecer la tensi?n entre el joven compositor y Li?dov. Mi vieja indiferencia hacia los problemas de la armon?a hab?a vuelto, escrib?a Prokofiev. Li?dov, que era un talentoso compositor de impecable gusto musical, trataba de imponer la idea de que antes de desarrollar nuevos conceptos y estilos, los estudiantes ten?an que aprender el modo cl?sico. Un punto importante del m?todo de Li?dov era no prestar atenci?n alos alumnos que hac?an libres experimentos en sus composiciones. No obstante, no hay duda alguna de que el profesor sab?a perfectamente que Sergei Prokofiev pose?a un gran don art?stico. Prokofiev, asu vez, negando los m?todos pedag?gicos de Li?dov, no pod?a no admitir y valorar su talento de compositor. Asu propia manera absorb?a y transformaba su fantas?a musical, su humor y su habilidad de transmitir el esp?ritu ruso en sus melod?as.

Alos pocos meses comenzaba la Revoluci?n Rusa de 1905. ?sta fue una revuelta antigubernamental y espont?nea, generalizada en todo el Imperio Ruso. Aparentemente no hab?a tenido direcci?n ocontrol, ni tampoco objetivo reconocido alguno. Los historiadores de la actualidad la consideran como la iniciaci?n de los grandes cambios sociales en Rusia, que culminaron con la Revoluci?n de 1917.

El 9de enero de 1905, que m?s tarde entr? en la historia con el nombre de Domingo Sangriento, en San Petersburgo tuvo lugar una pac?fica marcha de protesta, en la cual participaban trabajadores y campesinos con sus familias. El objetivo de la marcha era entregar al zar Nicol?s II una petici?n para mejorar las condiciones laborales. La procesi?n fue encabezada por un sacerdote y no respond?a aninguna consigna pol?tica. Fue salvajemente aplastada por soldados de la infanter?a y las tropas cosacas, reunidos frente al Palacio de Invierno del zar, cobr?ndose un n?mero de v?ctimas que a?n hoy se discute. Los peri?dicos del momento hablaban de miles. El zar, durante este suceso, no se encontraba en la ciudad; la hab?a abandonado temiendo por su seguridad.

Despu?s del Domingo Sangriento hubo varias huelgas y batallas callejeras contra la polic?a y los soldados en Mosc? y en otras ciudades. Presionado por sus asesores, el zar firm? un manifiesto el 17de octubre de 1905que garantizaba una serie de derechos constitucionales como la libertad de expresi?n, de reuniones y la de formaci?n de partidos pol?ticos. Tambi?n anunci? la creaci?n del primer parlamento ruso, la Duma. Las clases en el Conservatorio hab?an sido interrumpidas. Rimski-K?rsakov, Glazunov y Li?dov, luego de un conflicto con el cuerpo de profesores, dejaron el Conservatorio por un per?odo. Los estudiantes participaban en las diferentes reuniones. Sergei Prokofiev, para gran preocupaci?n de su padre, firm? junto asus compa?eros una carta de protesta contra el r?gimen reaccionario dentro del Conservatorio, con la amenaza de abandonar la instituci?n.

El pr?ximo verano Sergei lo pas? con sus padres en S?ntsovka, donde dedicaba cinco horas al d?a preparando las materias de los estudios generales. Como antes, todas las clases hab?an sido estrictamente supervisadas por su padre.





: 1 2 3 4 5 6